Juego > Reglas

Formas correctas de jugar al poker

Escrito por Webmaster / 31 de octubre de 2009

Como cualquier otra actividad humana, el poker debe estar basado en ciertos parámetros de civilidad que no deben alterarse ni evadirse para preservar la esencia del juego. Con el fin de ser un excelente jugador, de gran prestigio e influencia, no basta con tener temple o saber muchos trucos. Es necesario, además, exhibir una conducta leal y respetuosa con los rivales de partida.

Formas correctas de jugar al poker

Formas correctas de jugar al poker

Quienes participan en una sesión de juego se toman como iguales y se atienen a las reglas de juego. No hay distinciones ni privilegios. Quien inicia una partida de poker se interna en una realidad aparte, con sus propias directrices y sus particulares reglamentaciones, que aun sin estar impresas en código alguno, por honor y deportividad deben ser respetadas.


Lealtad de juego

Cada jugador que permanezca en el juego hasta el final de la partida tiene el deber “teórico” de mostrar sus cartas. Y conviene que así proceda, máxime cuando su participación ha sido de un modo u otro relevante para el resultado de la partida. La lealtad en el poker facilita el flujo de las jugadas y hace más divertida la experiencia del juego.

En un ambiente de recelo y desconfianza las acciones se desencadenan de mala gana y a destiempo por el temor a que no se respeten las reglas e incluso se presente alguna circunstancia indebida o una trampa.

Hay que pagar

Cuando se acepta una apuesta hay que pagarla. No basta con anunciarlo a viva voz. Es preciso que todas las acciones relacionadas con la mecánica de las apuestas se realicen a la vista de todos, y así evitar cualquier confusión y suspicacia. Los errores sospechosos deben asimilarse con paciencia, pero no tolerarlos demasiado. No es cuestión de ser desconfiados, pero como todo juego con apuestas de por medio, se debe exigir cierto rigor desde el inicio para llevar a buen puerto la partida.

Sin comentarios

En un juego amistoso se puede permitir cierto tipo de parloteo para aligerar la tensión y aumentar el divertimento de la convivencia. Pero en una partida de salón no se debe hacer ningún tipo de comentario en el momento de lanzar las apuestas. Los intercambios verbales y ocurrencias que se pueden ver en las cintas del salvaje Oeste no tienen cabida en una partida celebrada con seriedad y por jugadores conocedores. Nadie se ofenderá en un salón de juego por vernos concentrados, silenciosos y con la atención enfocada exclusivamente en los derroteros de la partida.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

No hay comentarios

No comments yet. ¿Quieres dejar un comentario?

Sorry, the comment form is closed at this time.